coming into being





Oh dear cuéntame entonces
si hablábamos de furias y de gatos dónde cuecen las membranas
hacían fosos del tamaño de luciérnagas cristales
y metiéndose las larvas consumían podredumbres
Oh dear dónde van los rayos de manzanas
fieltros jugosos que desbrozan aires lácteos
quisiera volcarlos en tu pecho como gránulos de azúcar
Había cambios en la turbonada
éramos de cambios cuando amanecía
y abríamos los pétalos a nuestras anchas
nuestros brazos serpentean las aureolas
humeante sol oscuro baja hasta la antorcha que prendimos antes
que tiraran desde el suelo los pedazos
quisiera ovar con vos hasta la tarde
y desprendernos de los risos de las madres potro y los armados papas
líneas en la tierra son caminos y dibujan cada vez que los recorro
la memoria está en el cuerpo y ahora que la mano
toca y se eriza
recuerdo el nacimiento de las plantas







Hendidura





Hacer una raya. Rayar en las paredes. Atravesarlas con rayas
Una habitación sin puerta. Una habitación rayada

Paredes con surcos. Con hendiduras
Una habitación hendida. Hundida. Atravesada
Sin puertas. Una habitación abierta a rayas

Camino por paredes donde el espacio. Donde sin nombre
Que la hendidura seca y áspera

Por una casa. De habitaciones cerradas con tierra
Paredes humedecidas
Hendiduras negras

que nos sobreviven 




Me va a llevar la noche




Me va a llevar la noche
agarradita del tuétano
con los pezones erectos
y un torbellino de hierba y fruta
que me envuelve


.
.
.

picos de hojas crecidas
abren las oscuras palmas
corola enrojecida
almibarada

todas las corolas
tiernos hojaldres
columpios de las moras
y granadas

ofrecidas
ofrendadas
conchas preciosas
amatistas

que la noche abre
que la noche baila
que la noche ríe

que la noche exhuma

rugido de loba
o viento
pulpa
dulce y tibia

.
.
.


cuando vengan mis hermanos
díganles
que me fui con la noche







Por los rincones encontraba fruta







Por los rincones encontraba fruta
gemas abiertas de algodón lechoso rúcula embebida
Por los rincones se metía helecho
troncos girasoles giros vertisoles líneas trazadas a lápiz
lapislázulis grabados en las puertas cuyas grietas exhumaban
líquenes pequeños pozos
Por los rincones se abrían fosos y cavernas
y emergían peces arácnidos abultados de flores en sus lomos
se anegaba hierba se juntaba hierba se apilaba hierba
vuelos pastizales gránulos de hormigas de todos los colores
rinocerontes robustos y terrosos de pecho de almíbar y labio
con graznidos y redondos picos lobos marinos de bigote
hinchados a aletazos que a su paso dejan hilos babosos
azul sobre los frisos arroyos de savia goteando cresta abajo











Maquinita del amor





Mi maquinita del amor
Mi calculadora traditional-hot
Mi diseño de reforma por etapas
Mi plan organizacional de desarrollo sustentable (del amor)

mi cosa cosa


Vamos juntos a comernos mutuamente los ojos
Hasta ser todounaoreja
Cuando quieras tus ojos tendrás que abrirme la boca y sacarlos
Pero ¡ojo con las manos!

Vamos juntos a embadurnarnos de chocolate suizo
Y lamer sobre las lamidas
Me encanta encontrar mi vieja saliva cacao en tu piel

Vamos a conversar nuestro plan familiar
E instituir las horas de recreo, las horas de vigilia y las horas de la cena
Vamos a todas partes juntos, sí, a todas partes juntos


¿Qué te pasa, amor?
Te noto un poco alejada
¿Hay algún problema?

Cómo me incomoda cuando ponés una cara al saludarme
Te siento tensa. ¿A qué hora me ibas a llamar?
Quisiera que me contaras de una vez cuál es el problema


Esto se hace de a dos
Hay que luchar por la pareja
Vamos juntos a afilar los cuchillos

Podés hacerme mierda contra el piso
Volveré a buscarte
Siempre hay solución

Vos sos mi amor
Para bien y para mal
Yo te elegí

Vamos a tener hijos malditos de amor
Que heredarán los cuchillos

Vámonos de vacaciones juntos
Vamos a la cama a dormir la siesta
Vamos a la casa de mi madre a almorzar

Te lo dije antes y lo reafirmo
El amor siempre se puede reinventar



Pidamos hora
Pidamos pronto una hora
Pidamos ahora pronto



Padre Nuestro que estás en los Cielos, bendice nuestro sacro santo matrimonio
Amén
Padre Nuestro que estás en los Cielos, bendice nuestro sacro santo matrimonio
Amén
Padre Nuestro que estás en los Cielos, bendice nuestro sacro santo matrimonio
Amén


amén amén amén amén
amén amén amén amén amén amén

padre y señor





ANTI-F e HIJAS



DUPLEX BA 4 VIERNES 


presenta:




Anti - Férula, reedición con la Niñobúho Cartonera






Hijas de diablo, Hijas de santo - Muestra de poesía hispanoamericana actual




viernes 4
en LA LIBRE
sAN tELMO


ven ven ven !











el pequeño dios






¿Buscas el recinto de las llamas?
Las serpientes te conducen


Los ojos de estrella veneran e indican
Viajero: haz un rezo en la entrada
y escucha, que en la piedra hay voces


Ciudades de arcilla.. Allá donde el cóndor,
están los guardianes. Acá nos incendiamos.
Ves la comadre y el niño. Los talla el viento
y la lluvia. Ves el tigre y el suri
y los brazos guerreros


Viajero: este valle es la luna






Vi pasar mi vida como pasan los cerros..


Los caminos que los surcan y los abren, no son solo míos
y no me conducen a ningún país

En ningún país dejaré de ver el mar, tierra de mi cercana infinitud, o dejaré atrás los cerros con los que soñé, en los que alguna vez viví, y que son parte de la tierra a la que voy a regresar

 

El viaje urde mi vida, y la máquina resiste los embates de sus cauces y venas
El viaje estrella en la máquina y ) ) de pronto ( ( la eclosiona

El viaje ) ) siempre ( ( me atraviesa

Vivimos en máquinas. Vivimos en viajes
Pero nuestras conciencias, más pequeñas, ven apenas trozos, hilos..




Mi vida vino a mí. Me habló

           No has cambiado aún


Olvidé su rostro..
          No lleva rostro


Mi vida me volvió a decir:

          No has entrado aún


..hasta que intento ser con él, vibrar su foso y su alegría


Mi vida estaba en mí. Me dijo

          Ven
 

Zic zac de ripio, ascenso. Todo apoyo cuenta
Cada respiración mide la energía desplegada y la tensión del centro, el equilibrio


                             Al descender, tu carga queda arriba
Es la felicidad del cuerpo




Si la máquina nos contiene, siendo nosotros incapaces de contenerla alguna vez
el viaje no solo no nos contiene sino que tampoco se ofrece a ser contenido


Querríamos abrazarlo, tenerlo con nosotros, hacerlo nuestro escudo contra la repetición compulsiva y obsesiva de la máquina
pero


el viaje es tal
porque
es un modo
de infinitud


Nuestra mejor perspectiva lo traduce como inmensidad
Quedamos boquiabiertos ante ella o intentamos correr a su par, hacernos parte
Ser ahí, en la intensidad y el devenir
Y no postrarse a la velocidad


Ahí estuvimos. Ahí nos vamos
Y el temblor por la belleza de haber sido, de estar siendo, es un modo de sentirnos en aquello que nos vuelve a resultar desconocido
Y posible


Nos expulsamos de la máquina _la máquina volverá a formarse, volveremos a rendirle culto_
Salimos hacia el viaje


Ahora sentimos que la vida se escribe desde allí




Pero el aquí y ahora: nuestra eternidad, permanece entre la bruma aún..














Foto: Atre Flames