tranSmUtación






Y en las tres esquinas hay tres machos con una aureola roja en el lugar del sexo

Y los tres se despiertan a la misma hora y dicen mi nombre cada uno a su modo

Y la seductora los convida a envolverla de espuma y los llama a cada uno por su nombre

Y los tres se acercan con los ojos encendidos y cubiertos de flores puntiagudas

Hasta que los tres troncos florecidos se encuentran y besan y sus flores naranjas fulguran

Entonces la seductora los envuelve y ellos,  extasiados,  olvidan su nombre


















la viddadora




A Hugo Mujica





                                                            la vidda                exceso de sí 
                                                   la viddadora
                                                                  la doradora 
                                                        la vividora 
                
                                                                            su exceso que es su plenitud 
                                  
                                        su fondo infinito 
                                    desfondarse en fuerzas 
                                       su fuerza de fondo 
                                                ser sin 
                                            su mismidad 

       
                   qué soy sino esta relación                                    en el través
                                                          consciente y vulnerable 

abstracto en lo des                                                             porque
                                 borde que no puede dejar vivir 

                                                                                quiero con sí quiero 

        ahí lo imposible o la vidda misma 
                                    
                                       torbellino 
                                                      traviesa lo que puedo 
                                                        
                                                   sentir 

                                                           fascina de las fuerzas 
                                                                                     que se expanden desde atrás de mí hacia atrás de mí y delante todas las direcciones que son atrás de sí y delante atrás de sí y delante como este errando por el hábito de errar 

                                                              el fuego 

                                                                                 y hacerlo 
                                                    crecer                             manar 
                                               
                                                             vibrante oscilación 
                                                                   
                                                                                                   no cesa de abrir 

                                                    secreta entrega confesa             
                                                                        confianza 

                                                  en exaltar 
                                                              en expeler 
   
                                                                                     quemando 
                                                                                    este residuo 

                                                        fulgurante  














Anti - Férula, por Manuel Barrios



por el tercer ojo del poeta y editor Warrios 
Xilomancia
Mentaloide
Anti - Férula


Gracias !!!






Dentro del panorama de la poesía uruguaya actual existen obras que dan cuenta de un ser colectivo. Podrá objetarse que cualquier obra puede ser plausible de ser interpretada así, pero me gusta pensar aquellos casos donde leemos problemáticas más generales que exceden el naturalismo cotidiano del autor. Donde la relación autor-identidad es puesta en entredicho y el yo lírico deviene, o asume, la pluralidad emotiva que experimenta en su vida.
Obras donde el delirio social se asemeja a una práctica que altera la percepción de la vida del poema, donde la poesía reaparece como el asalto de un sueño por fuera del poema.
Estoy pensando en obras como Vohm u Ópera Pánica de Santiago Márquez, La Facultad de Oliva Sid de Magalí Jorajuría, La Fiesta en la Última casa de Olga Leiva, Agua de los Ahogados o Cuando esté muerto de Nelson Traba, entre otros.

Cuando la poesía brilla desde su rincón de incandescencia el anonimato subyace a viva voz. Exhibe el interior de poéticas críticas que en su actuar profieren un reordenamiento de lo que hasta ahora conocíamos como poético. Así, eventualmente, se articulan las obras que hieren al tiempo: soportan otros cuerpos a los que relanzan por su propio abismo.

Anti-Férula, de la poeta uruguaya Karen Wild Díaz, se inserta dentro de este espectro de performance actual y es la escritura alucinada de un cuerpo post humano que se reconoce como elemento sensorial en todo su devenir animal. El libro es un anti relato que fragmenta la experiencia a partir del deseo. La poeta transita un cielo atravesado por hilos de sangre, cielo que marca el origen familiar, la herencia patológica del símbolo por el cual la escritura se convierte en veneno.

Karen Wild deconstruye una poesía viscosa, intracorporal, que también se afila como arma de piedra ante el castillo autoritario del lenguaje. “Todo lo que existe vino a caer como elefante y trituró mis huesos. Me explayé en el suelo, me deshice. Cíclicamente. Cortina por detrás de la actuación. Pero en mi sangre el citrino se hizo sol y crecieron rayos de mis partes mezcla heterogénea y rectangular vista con los ojos en la tierra o más abajo.”

La contaminación es aquí la lucidez, el reconocimiento del estado actual, “herida por los objetos con aristas/ por la materialidad del signo surcada/ soy el sentimiento puro/”. Como en la escritura de de Clarice Lispector: la narradora persigue a los fantasmas que la acechan, la obra salta de la ficción escritural a la bio ficción. Asistimos a una alteración drástica del cuerpo del autor el cual parece haber utilizado la escritura como catalizador del deseo para transfigurar su cuerpo. ¿Es el libro el que me escribe?

Un cuerpo múltiple, reencontrando en la esporas del suelo transita en su viaje amorfo. Viaje de los tejidos y las encimas, líquidos segregados por la luz, cuerpo sin edad, caníbal lactante que toma distancia sobre el episodio de la ley creando túneles que se van para debajo de la casa.

El texto se convierte en una zona de tránsito donde el cuerpo vibra en un único y plural poema. No leemos el libro de una autora, leemos el libro de todas las personas que están en contacto con ella. Casi al borde del manifiesto de una época, o mejor, de un territorio, Anti-Férula llega hasta el precipicio de lo que conocemos como poesía para relanzarse al océano monstruoso donde vibra lo abisal. Desde este lugar la poesía nos recuerda a los peregrinajes de Lautreamont con la diferencia de que lo terrible se confunde dentro del cardumen o montaña de cuerpos que le otorgan un devenir mágico, similar a la primera Marosa. “Las leyes estiran los dedos, quieren calzar uniformes -los uniformes tienen agujeros, nunca son uniformes, luego se usarán en las fiestas de disfraces”

Anti Férula se revela como un cuerpo sin órganos que lleva a un plano real la posibilidad de un hacer colectivo. El descenso o la caída a los infiernos como golpe para destrozar el automatismo de la percepción. El túnel por el que nos precipitamos para salir de una pesadilla. La caída estrepitosa del traje social sobre las ruinas del lenguaje para encontrar un nuevo centro de gravedad, y volver a caer, como operación poética de danza y movimiento.



Manuel Barrios








Anti - Férula nuevamente en librerías



Anti - Férula va por su 3era edición, esta vez con los amigos de la Mental
y la podés encontrar en Montevideo en :


Librería Lautremont - Maldonado 2045 esq Pablo de María

Librería Parisson - Colonia 1822 esq Tristán Narvaja

Librería Pocho - 18 de julio 2198 esq Acevedo Díaz

Librería Moebius - Pérez Castellano 1432 esq 25 de mayo



...o directamente conmigo a través del mail o facebook o si tiene mi número o me ve por ahí y me pega el grito. Hasta pronto 






    En viaje al mundo subferular por paredes interminables, cielos atormentados y tierras de danza, usted encontrará, por ejemplo: 




III subsuelo


Respiro en lugares transitorios. Todo lugar es en el tiempo. Siempre a punto de desmoronarse. Donde aparece el ser, desaparece el movimiento, pero quien va saltando de subsuelo en subsuelo avista la danza del ser, siente la ilusión de su gran porte. En efecto, el ser es intenso, flexible y ágil, como un bailarín. Y yo también soy, por tanto me muevo. O yo que me muevo, por tanto soy. Las leyes estiran los dedos, quieren calzar uniformes -los uniformes tienen agujeros, nunca son uniformes, luego se usarán en las fiestas de disfraces




Maceración




                                                          el aire negruzco y pesado 
                                              en la imagen bañada a la luz del cemento
                    corro escapando del túnel brillante
                               que engulle entre el mar y la cumbre
                                         serigrafía al oscuro
                                         nubarrones trenzados
                                            lanzarán cuchillas níveas de fuego
                                                              de zinc las gotas
                                                      son lanzas y piedras
                                                  son pétreas granadas
                   corro peleándole al viento las piernas, el torso
                                       el túnel luminoso en el fondo
                                         va tragándose al resto
                                           al resto del cuadro
                                               que se macera
                                                       en un bostezo álveo
                                                           en un claro del mortero






Hilo de sangre en el cielo



Hay un hilo de sangre en el cielo
Como un arroyo en un mapa,
como un arroyo de un continente en un mapa

El mapa está en el cielo
y nosotros doblamos la nuca hacia atrás para ver

El mapa está en el cielo
y es inalcanzable como el mapa
El mapa parece alcanzable
pero no es suficiente ser tangible para ser
El mapa, sin embargo, es
pero de modo inalcanzable

Por eso, el cielo tiene un hilo

No quiere caerse desde nada. Quiere vivir
No quiere caerse sin embargo. No lo hará

Hay certezas parece
Dicen que el cielo no nos caerá en la cabeza
Que no caerá es lo que dicen

Cuando se atormente y caiga en hilos,
seguro se atormenta y caen,
hay que estarse en pie

Cuando nos caigan con sangre

Querer, querer. Hacer algo con la sangre
Pero algo que no es cualquier cosa
Querer, querer. Estarse en pie
Nuca hacia atrás. El hilo de sangre
Cuando caiga,
cuando atormente y nos moje,
habrá que hacer algo
Querer algo. Hacer algo
Que no es cualquier cosa
En principio, cualquier cosa puede ser
Pero no es cualquier cosa
Hay que hacer algo

El cielo tiene un hilo
Mira
No esperes que pase
Algo. Nada

No quiere caerse: está en su sangre
No lo hará






Migraciones
(fragmento)


...Venían en oleadas. Se concentraron en el rabillo pero nos miraban de frente: esa es la señal. Nosotros estábamos formados. Esperábamos por ellos

¿Pero por qué?
Queríamos un público
Queríamos ser parte de lo que quiere ser mirado


Van a estar más cerca
Van a pasar en línea por la calle que forjamos
No los ignoraremos:
Acabarán con nuestra danza

Hasta ahora, nuestra pareja conocía un solo juego. Pudimos jugarlo hasta el cansancio pero estaba previsto que vinieran. Siempre arriban. Nos hablan de apertura del espacio pero vienen en malón como un cuchillo. Acabarán con nuestra danza. No creemos en su pacto. Aceptaremos su figura si ellos llevan nuestro ritmo

Hacemos un todo
Vamos juntos hacia el fin del mundo
Al fin del mundo donde empieza una pared...






































danza y escritura, II : underscore




















Underscore Marindia 2016
contact impro
las imágenes son de Pablo Martínez

gracias !






aqui yazgo : aqui hiero



Amorbio Lencia : 


                                             mezcla que te escarpa en cada gesto y te escabulle 
                                                   lo más lejos : lo más cerca 
                                                   de
                                                    la
                                                      FUSIÓN


Como animalidad después de la ley
Trago engullo escupo regurgito saboreo


Gesto por lo altersonoro y rebosante Mente Ambigüo : no desatina 
persigue zona donde no poder juzgar : MIEDO : sólo sentir : GOZO



                                                                        *_ plasma deformándolo /
                                                                                                                    perdiendo el
                                  or - ga - nis - mo



¿esto me hace mal?
me desorienta me destituye siento la extrañeza como mi propia carne
sólo puedo estallar


¿esto me hace bien?
me inflama me acrecienta siento que cabalgo al mundo que comulgo a dios
no hay nada que no pueda ser



TENGO ANSIAS DE VOLAR


             Volcaba el mar de mis poros
             Siendo una montaña de mar
             Giro los pájaros del anuncio
Antes que cielo descargue en nosotros
Sus trozos radiantes de electricidad
Caigo a cielo de mis poros
Voy a cueva de cuello corrido
          vibración de enjambre ronroer raíz
          manjar de humus humeante lamiendo
          maceración de hierba huevo
          destilación
          de sal de aqui ::

                                                        aqui yazgo : aqui hiero
aquí no está mi cuerpo ni mi alma
sólo
DESEO


una máquina de hacer jamón



CORO (x n veces)



Aqui yazgo aqui hiero máquina de hacer jamón deseo
aqui yazgo aqui hiero deseo máquina de hacer jamón
aqui yazgo deseo máquina de aqui hiero
aqui yazgo aqui hiero máquina deseo



.
.
Quiero acapararlo todo mon amour
mais j’ai peur gatit@
J’ai envie de tout
m’emparer de tú : me libérer de tú


..bisous












SENT en la lengua poiética



SENT es un banquete convocado e inventado por Leandro Vieira

A la mesa: Olga Leiva, Manuel Barrios, Diego De Ávila, Santiago Márquez, Andrés Vico y quien publica 


sean los sentidos pues 
lo disfruten